preguntas-bajar-peso

7 Preguntas Que Debes Hacerte Si Estás Teniendo Problemas Para bajar De Peso

preguntas-bajar-peso

Estás contando continuamente el número de calorías que ingieres, evitando la tentación de picar entre comidas y pidiendo ensaladas a todos los restaurantes a los que acudes. Incluso los camareros de tu restaurante favorito ya te conocen como la de las ensaladas. Pero a pesar de todos tus esfuerzos, la báscula no baja.

No culpes a tu metabolismo. El fracaso de tu objetivo puede ser debido a que estás cometiendo algunos errores en tu dieta. Para encontrar la solución a tu problema, busca la respuesta a estas siete preguntas.

¿Ves tu dieta como algo temporal?

Si estás contando los días que quedan para que se acabe tu dieta y volver a comer los alimentos que sueles comer normalmente, no es de extrañar que no esté funcionando. Negarte a ti mismo comer ciertos alimentos y ponerte un límite estricto de calorías a corto plazo solo hace que te sientas privado y que acabes comiendo más de lo que deberías para compensar.

En lugar de seguir dietas, haz pequeños ajustes a tus hábitos alimenticios para seguir comiendo lo que te gusta sin pasarte de los límites. Si quieres que tu estilo de vida sea saludable haz algo que puedas mantener durante toda la vida y no solo durante unas pocas semanas.

¿Has eliminado las grasas o los carbohidratos de tu dieta?

Cortar con un grupo entero de alimentos puede parecer a priori una buena estrategia. Al evitar una categoría de alimentos específicos, evitas también las calorías adicionales que los acompañan. Durante unos días o semanas, cualquier dieta de eliminación puede funcionar.

No obstante es posible que también estés eliminando una amplia gama de nutrientes que tu sistema necesita para sentirse saciado y con energía, lo que hace que la fatiga y el hambre sigan apareciendo. Y peor aún, tus papilas gustativas empezarán a rebelarse y te acosarán con antojos prohibitivos, tentándote a comer esos alimentos que te habías prometido evitar. Comer una amplia variedad de alimentos saludables te ayudará a salir de la tentación.

¿Buscas compensar después de una gran comida?

Después de ceder una noche a una gran cena con familiares o amigos, a la mañana siguiente te saltas el desayuno y te vas de cabeza al gimnasio para compensar las calorías adicionales de anoche. ¿Te suena esta situación? Este hábito crea un ciclo de privación que te acaba forzando a comer en exceso el día en que tu cuerpo está hambriento.

En lugar de tratar de compensar una gran cena saltándote la siguiente comida, lo mejor que puedes hacer es empezar el día con un desayuno equilibrado y concentrarte en tomar las decisiones saludables de ese mismo día.

¿Te premias después de ‘portarte bien’?

Adelgazar no es fácil, por lo que es natural pensar “he corrido tres kilómetros hoy, me merezco un premio”. Pero la mayoría de gente sobreestima el número de calorías que ha quemado durante el entrenamiento y subestima las de un postre o un tentempié.

No te tomes un postre porque sientas que “te lo has ganado”. Tómatelo cuando tú lo hayas decidido o cuando lo disfrutes.

¿Cuánto alcohol bebes?

Un vaso de vino tiene unas 144 calorías y las bebidas mezcladas pueden tener muchas más. Es cierto que siempre apetece tomarse unas bebidas al aire libre con los amigos, pero las calorías del alcohol se suman si aportarte saciedad. Reduce la cantidad de alcohol que consumes y empezarás a sentir tu ropa más suelta.

¿Cuentas las calorías de todo (TODO) lo que comes?

Quizás pienses que te estás manteniendo a raya en tus comidas, pero no te olvides de las muestras de queso del supermercado o el trozo de tarta de la fiesta de cumpleaños de tu compañero de trabajo. Estos pequeños picoteos de media tarde contienen calorías que contribuyen a frustrar tus esfuerzos para adelgazar.

¿Comes suficientes proteínas en tu desayuno?

Mucha gente come desayunos bajos en proteínas como avena o cereales. Aunque estos alimentos pueden formar parte de un desayuno perfectamente equilibrado carecen de proteína, un nutriente importante que nos ayuda a mantenernos sanos y satisfechos.

La investigación médica respalda la idea de que incluir proteínas en todas las comidas del día ayuda a controlar el peso. Pero es especialmente importante por la mañana ya que la energía que te aporta, te ayuda a mantener una alimentación saludable durante el resto del día.

Asegúrate de agregar proteínas y grasas saludables a todos tus desayunos. Un puñado de nueces puede servir.