Almendras-para-Bajar-de-Peso

Almendras para Bajar de Peso, Tener más Energía y Mejorar la Piel

Almendras-para-Bajar-de-Peso

Mucha gente evita las nueces y las almendras cuando quieren bajar de peso, pensando que son demasiado altas en calorías. Pero los frutos secos son una de las grandes superpotencias de la nutrición y contienen una gran variedad de vitaminas, minerales y otros nutriente esenciales para ayudar a disminuir antojos de carbohidratos que conducen al cansancio y al aumento de peso.

La mayoría de los frutos secos también son en grasas saludables que proporcionan esa sensación de plenitud que elimina el hambre y te mantiene saciado con lo que has comido durante mucho más tiempo. Además proporcionan un tipo de energía mucho más sostenida que los carbohidratos.

A continuación tienes los motivos sobre por qué añadir almendras a tu dieta y consumirlos de una determinada manera puede ayudarte a reducir peso en lugar de de ganarlo.

Almendras para perder peso

Aunque muchos frutos secos comparten beneficios nutricionales similares y grasas saludables, las almendras son especialmente buenas para la pérdida de peso. Veamos las razones.

Las almendras son una fuente de ácidos grasos monoinsaturados saludables para el corazón y del mismo tipo que los que se encuentran en el aguacate y en el aceite de oliva. El ácido oleico es la grasa monoinsaturada primaria en las almendras y se ha asociado con una reducción en los niveles insalubres de colesterol LDL (o colesterol malo) y a un menor riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer de mama para las mujeres.

Contienen buenos niveles de minerales como manganeso, cobre y magnesio, así como vitaminas B como riboflavina, niacina y biotina. Estos nutrientes particulares son parte integral de los procesos celulares que activan la producción de energía dentro del organismo, y todo lo que te ayuda a sentirte más activo y enérgico, solo puede ser bueno para perder peso.

Las almendras también son especialmente altas en vitamina E protegiendo al sistema cardiovascular del daño de los radicales libres y manteniendo el corazón sano.

Algunos estudios han encontrado que las personas que han añadido almendras a algún tipo de dieta restrictiva, han perdido más peso que aquellas personas que seguían la misma dieta agregando calorías de carbohidratos complejos. Un puñado de almendras no solo es mejor para la salud y te saciará por más tiempo que los alimentos a base de cereales (lo que significa que también comerás menos) sino que además tienen un efecto más pronunciado sobre la pérdida de peso.

Otro factor nutricional que hace que las almendras sean buenas para reducir la grasa corporal son sus altos niveles de proteína. Aumentar los niveles de proteínas y grasas saludables en tu dieta mientras que disminuyes la cantidad de carbohidratos procesados puede marcar la diferencia en cuanto a tu objetivo de perder algunos kilos de peso.

Almendras para mejorar la piel

Aunque el aceite de almendra es un popular tratamiento natural para la piel, las almendras también tienen poderosos beneficios para la piel cuando se consumen de manera regular.

Su mayor baza es su rico contenido en vitamina E. Los alimentos ricos en vitamina E como las almendras, contienen una mezcla de tocoferoles y tocotrienoles que son mucho más potentes que la mayoría de los suplementos regulares que solo contienen alfa-tocoferol.

La vitamina E es altamente beneficiosa para la piel debido a la forma en que protege las proteínas de colágeno y elastina que “pegan” las células de la piel y las alejan del daño de los radicales libres. El colágeno y la elastina son vitales para que la piel se mantenga firme y joven. Cuanto más se descomponen, más seco será el aspecto de tu piel desembocando en líneas finas y arrugas.

Comer almendras de manera regular puede ayudarte a proporcionar vitamina E para proteger a las células de tu piel, manteniéndolas jóvenes durante mucho más tiempo.

Las almendras también tienen una arma secreta en sus delgadas pieles marrones para la protección facial. La piel marrón de las almendras contiene hasta veinte flavonoides antioxidantes diferentes que trabajan conjuntamente con la vitamina E para proteger a la piel del deterioro ambiental.

Muchos de los nutrientes de las almendras como el ácido oleico, vitamina E, cobre, magnesio y manganeso también se asocian con el pelo sano.

Como comer almendras para bajar de peso

Una de las mejores maneras de comer almendras si tu meta es bajar de peso, es usarlas de reemplazo para los aperitivos. Comer en pequeñas porciones de comida es mucho más beneficioso para adelgazar. Una de esas comidas más pequeñas podría ser un puñado de nueces mixtas junto con almendras.

Si nunca lo has probado antes, te sorprenderá lo bien que las nueces mixtas te llenan, especialmente si las masticas y las saboreas bien. Puedes agregar una manzana, una zanahoria o cualquier otra fruta o verdura sana, pero la clave es no comer pan al mismo tiempo. De esta manera no tienes altos niveles de insulina liberada en la sangre que te hace tener hambre al poco tiempo.

Otra manera de agregar almendras a tu dieta incluye trocearlas en un procesador de alimentos o machacarlas y rociarlas en sanas ensaladas. Incluso son una buena opción para añadir en los yogures naturales. Con tanta variedad de usos, vale la pena tener almacenada una bolsa extra de almendras para tomarlas de manera regular.

¿Has notado alguna diferencia usando almendras para bajar de peso o para mejorar los niveles de energía? Hay otros alimentos de los cuales te gustaría conocer los beneficios? Háznoslo saber en los comentarios e intentaremos cubrirlo.